Remedios naturales hongos pies

Remedios naturales hongos pies

Cómo curar el pie de atleta en casa rápidamente

El pie de atleta es un tipo de infección por hongos que puede causar síntomas dolorosos como picor, enrojecimiento, descamación de la piel e incluso ampollas. Suele afectar a la piel entre los dedos de los pies, pero también puede producirse en otras zonas del pie, como la planta.El pie de atleta se trata de forma más eficaz con una crema tópica recetada o con tratamientos de venta libre. Sin embargo, también puedes intentar eliminar la infección en casa si es leve.  Aquí hay cinco remedios caseros naturales que pueden tratar el pie de atleta.

1. Aplicar aceite de árbol de téDebido a que el aceite de árbol de té tiene propiedades antifúngicas, puede ayudar a tratar el pie de atleta.  El aceite del árbol del té es un aceite esencial que proviene de las hojas del árbol del té australiano. Un estudio realizado en 2002 comparó dos concentraciones diferentes de aceite de árbol de té y un placebo para tratar a pacientes con pie de atleta. Aplicaron las soluciones durante cuatro semanas, y el estudio descubrió que alrededor del 70% de las personas de ambos grupos de aceite del árbol del té experimentaron una mejora de los síntomas, en comparación con el 39% del grupo del placebo.  Según Jason Galante, DPM, un cirujano de pie y tobillo con doble certificación en Nueva Jersey, puede utilizar el aceite de árbol de té para tratar el pie de atleta siguiendo estos pasos:  Los productos que contienen aceite de árbol de té, como los jabones de pies, también pueden ayudar a eliminar la infección. Estos pueden ser comprados en una farmacia o tienda de alimentos naturales.

Cómo curar los hongos en las uñas de los pies rápidamente

Los hongos en las uñas de los pies, también conocidos como onicomicosis o tinea unguium, son una afección común de las uñas que afecta a millones de personas en Estados Unidos. Las infecciones fúngicas de las uñas pueden desarrollarse en la uña a partir de diversos organismos como mohos, levaduras y hongos. Esto suele ocurrir después de que estos organismos entren en contacto con una uña agrietada o con la piel que la rodea, ya que la abertura proporciona un portal de entrada para estos organismos.

Cuando los pies sudan o permanecen húmedos o mojados, aumenta la posibilidad de que los hongos crezcan en las uñas de los pies. La exposición frecuente a entornos cálidos y húmedos, como piscinas, vestuarios o incluso vivir en un clima húmedo, aumenta el riesgo de desarrollar este tipo de infecciones. Esta es también la razón por la que estas infecciones parecen ser más frecuentes durante los meses de verano.

Se sabe que los hombres desarrollan este tipo de infecciones más que las mujeres, así como las personas con sistemas inmunitarios debilitados: personas con diabetes, mala circulación y adultos mayores. Las personas que frecuentan los salones de uñas también pueden correr el riesgo de desarrollar y propagar infecciones por hongos en los pies. La evidencia de una infección en la uña del pie incluye el cambio de color de la uña, que puede ser blanco, amarillo, marrón o incluso negro. La uña puede engrosarse y dificultar el cuidado de la uña por sí misma. Puede producirse mal olor, fragilidad o incluso la separación completa de la uña del lecho ungueal.

¿se pueden raspar los hongos de las uñas de los pies?

El pie de atleta es una enfermedad infecciosa de la piel causada por una infección fúngica. Se producen erupciones rojas que pican entre y también en los dedos de los pies. Hace que la piel se agriete y duela. Los hongos en las uñas de los pies se conocen como onicomicosis y se caracterizan por la inflamación y el dolor, la hinchazón de los dedos, el amarilleo, el engrosamiento y el desmoronamiento de la uña.

La primera respuesta tras su detección es resolver el problema con alguna crema de venta libre. Pero cuando uno se enfrenta a la decepción de estos medicamentos convencionales, busca los mejores remedios naturales.

El peróxido de hidrógeno puede matar el hongo a nivel de la superficie del pie, así como cualquier bacteria superficial que pueda causar una infección. El peróxido de hidrógeno también puede utilizarse en un remojo de pies o aplicarse tópicamente.

El orégano es otro trabajador milagroso directamente de la naturaleza y puede ser un antifúngico más potente que otros productos comerciales de venta libre que están disponibles. Debido a sus propiedades antisépticas, antibacterianas, antiparasitarias, antivirales, analgésicas y antifúngicas, es un gran tratamiento para las infecciones cutáneas por hongos, incluyendo el pie de atleta y la tiña.

Etapas de los hongos en las uñas de los pies

Según la Academia Americana de Dermatología (AAD), los hongos en las uñas de los pies aparecen cuando unos diminutos organismos microscópicos llamados hongos se introducen en las uñas de los pies y provocan una infección. Dato no tan divertido: el mismo hongo que causa la tiña inguinal y el pie de atleta también puede causar hongos en las uñas de los pies, que pueden infectar las uñas y la piel que hay debajo, dice el doctor Gary Goldenberg, profesor clínico adjunto de dermatología en la Escuela de Medicina Icahn del Hospital Mount Sinai de Nueva York. Dependiendo del tipo de hongo con el que te enfrentes, la infección puede provocar una serie de síntomas desagradables, como por ejemplo: Los hongos en las uñas de los pies son muy contagiosos y, si tienes una infección fúngica en el pie, el hongo puede extenderse a una o varias uñas. ¿Qué causa los hongos en las uñas de los pies?

Los hongos en las uñas de los pies se pueden contraer en lugares cálidos y húmedos, como la terraza de una piscina o los vestuarios de un gimnasio. Si alguien tiene una infección y camina descalzo por la superficie antes que tú, puedes contagiarte fácilmente, dice la AAD. Tener las uñas húmedas durante largos periodos de tiempo, como llevar zapatos sudados o botas empapadas todo el día, también puede causar hongos en las uñas de los pies. Ciertas personas son más propensas a contraer hongos en las uñas de los pies que otras. Es más probable que sufra este tipo de infección si cumple los siguientes criterios: En última instancia, «cualquiera puede tener hongos en las uñas de los pies», dice el Dr. Goldenberg. Sin embargo, él lo ve más comúnmente con los atletas, las personas que van descalzos en el gimnasio o la piscina, y los pacientes de edad avanzada.