Lepra del melocotonero tratamiento natural

Lepra del melocotonero tratamiento natural

¿se pueden comer melocotones de un árbol con rizado de hojas?

Una de las enfermedades que puede afectar al melocotonero con mayor frecuencia es la lepra del melocotonero. Conocer todas las claves de esta enfermedad es fundamental para poder atenderla y atacarla correctamente. Es una de las enfermedades más frecuentes que sufren este tipo de plantaciones, pero se pueden dar algunas pautas para prevenir o paliar estos problemas.

Lo primero de todo es conocer en qué consiste este tipo de enfermedad. Se trata de un hongo que aparece en las plantaciones de melocotón y que provoca una enfermedad fúngica. Es bastante fácil de reconocer, ya que aparece una textura arrugada en las hojas y adquiere un color rojizo. En la zona de los brotes de primavera es cuando más se notan estos síntomas. También pueden observarse bultos y abolladuras.

La lepra del melocotonero también se llama abolladura, ya que hace referencia a uno de los principales síntomas que provoca. El nombre científico de esta enfermedad es Taphira deformans. Una vez transcurridos aproximadamente 45 días desde el inicio del brote, las hojas enfermas suelen comentar que se desprenden del árbol. Debido a esta continua caída de las hojas, el árbol comienza a debilitarse poco a poco. Además, el brote se produce de forma muy poco eficaz.

Rizado de hojas de melocotón con bicarbonato

Gracias a la financiación de fuentes misioneras de Irlanda, Gran Bretaña y los Estados Unidos, y de organizaciones internacionales de ayuda a la lepra como la British Empire Leprosy Relief Association (BELRA), y aprovechando el desarrollo de capacidades en materia de salud pública internacional bajo los auspicios de la OMS y el UNICEF a lo largo de la década de 1950, el Programa contra la Lepra de la Misión Católica Romana de Ogoja aplicó la experiencia internacional a nivel local con un éxito y una cobertura cada vez mayores. Este artículo complementa la presentación de un exitoso programa de control de la lepra en los relatos misioneros con una apreciación de cómo la política médica internacional configuró los parámetros del éxito y el desarrollo de la comprensión terapéutica en el período colonial tardío en Nigeria.

Gracias a la financiación procedente de fuentes misioneras de Irlanda, Gran Bretaña y Estados Unidos, y de organizaciones internacionales de ayuda a la lepra como la British Empire Leprosy Relief Association (BELRA), y aprovechando el desarrollo de capacidades en materia de salud pública internacional bajo los auspicios de la OMS y UNICEF a lo largo de la década de 1950, el Roman Catholic Mission Ogoja Leprosy Scheme aplicó la experiencia internacional a nivel local con un éxito y una cobertura cada vez mayores. Este artículo complementa la presentación de un exitoso programa de control de la lepra en los relatos de los misioneros con una apreciación de cómo la política médica internacional configuró los parámetros del éxito y el desarrollo de la comprensión terapéutica en el período colonial tardío en Nigeria.

Tratamiento del hongo del melocotón

La enfermedad de Hansen (también conocida como lepra) es una infección causada por una bacteria de crecimiento lento llamada Mycobacterium leprae. Puede afectar a los nervios, la piel, los ojos y el revestimiento de la nariz (mucosa nasal). Con un diagnóstico y tratamiento tempranos, la enfermedad puede curarse. Los enfermos de Hansen pueden seguir trabajando y llevando una vida activa durante y después del tratamiento.

La lepra fue temida en su día como una enfermedad altamente contagiosa y devastadora, pero ahora sabemos que no se propaga fácilmente y que el tratamiento es muy eficaz. Sin embargo, si no se trata, el daño a los nervios puede provocar la inutilización de manos y pies, parálisis y ceguera.

¿cuándo es demasiado tarde para fumigar el rizado de la hoja del melocotón?

Una monja alemana-estadounidense se convertirá en santa el domingo, casi un siglo después de su muerte. La Madre Marianne Cope es la segunda persona en ser honrada de esta manera por atender a los enfermos de lepra en Hawai, ahora conocida como enfermedad de Hansen.

Durante una época trágica de la historia de Hawai, más de 8.000 personas con lepra fueron desterradas a Kalaupapa, una remota península de la isla de Molokai. Por aquel entonces, no había cura. Los enfermos eran tratados como parias hasta que un sacerdote belga, el padre Damián, llegó para atenderlos en 1873. Finalmente, él mismo contrajo la enfermedad y murió. Fue canonizado por el Papa en 2009.

Sólo cinco meses antes de la muerte de Damián, Cope llegó a Kalaupapa. Trabajó en Hawai a finales del siglo XIX y principios del XX. La hermana Alicia Damien Lau dice que Cope arriesgó su vida para atender a los enfermos de lepra.

«Al venir a Kalaupapa, una vez que llegabas aquí, sabías que nunca dejarías Kalaupapa», dice, «y esto fue en los primeros días, antes de que encontraran la cura para la enfermedad de Hansen, o para la lepra. Y eso fue a … finales [de los años 40]».