Excrecion en animales invertebrados

Excrecion en animales invertebrados

tipos de excreción en los animales

302.1: La tabla periódica y los elementos del organismo302.2: Estructura atómica302.3: Comportamiento de los electrones302.4: Modelo orbital de los electrones302.5: Moléculas y compuestos302.6: Formas moleculares302.7: Esqueletos de carbono302.8: Reacciones químicas302.9: Isótopos302.10: Enlaces covalentes302.11: Enlaces iónicos302.12: Enlaces de hidrógeno302.13: Interacciones de Van der Waals302.14: Estados del agua302.15: pH302.16: Disolventes302.17: Reacciones redox302.18: Adhesión302.19: Cohesión302.20: Calor específico302.21: Vaporización

303.1: ¿Qué son las proteínas? 303.2: Organización de las proteínas303.3: Plegado de proteínas303.4: ¿Qué son los carbohidratos?303.5: Síntesis de la deshidratación303.6: Hidrólisis303.7: ¿Qué son los lípidos?303.8: ¿Qué son los ácidos nucleicos? 303.9: Enlaces fosfodiésteres

304.1: ¿Qué son las células? 304.2: Tamaño celular304.3: Compartimentación eucariótica304.4: Células procariotas304.5: Citoplasma304.6: El núcleo304.7: Retículo endoplásmico304.8: Ribosomas304.9: Aparato de Golgi304.10: Microtúbulos304.11: Mitocondrias304.12: Gap Junctions304.13: La matriz extracelular304.14: Tejidos304.15: Pared celular vegetal304.16: Plasmodesmata

tipos de sistema excretor en el ser humano

La recomendación de ingesta diaria de agua para el ser humano es de ocho a diez vasos de agua. Para lograr un equilibrio saludable, el cuerpo humano debe excretar de ocho a diez vasos de agua cada día. Esto ocurre a través de los procesos de orinar, defecar, sudar y, en menor medida, respirar. Los órganos y tejidos del cuerpo humano están empapados de fluidos que se mantienen a temperatura, pH y concentración de solutos constantes, todos ellos elementos cruciales de la homeostasis. Los solutos de los fluidos corporales son principalmente sales minerales y azúcares, y la regulación osmótica es el proceso por el que las sales minerales y el agua se mantienen en equilibrio. La homeostasis osmótica se mantiene a pesar de la influencia de factores externos como la temperatura, la dieta y las condiciones meteorológicas.

Las células situadas en un entorno hipertónico se encogen debido a la pérdida de agua. En un entorno hipotónico, las células se hinchan debido a la ingesta de agua. La sangre mantiene un entorno isotónico para que las células no se encojan ni se hinchen. (crédito: Mariana Ruiz Villareal)

excreción en los mamíferos

– Esta oferta sólo se aplica a los nuevos pedidos que consisten exclusivamente en libros – si añade cualquier artículo que no sea un libro (por ejemplo, equipo de estudio) a su cesta de la compra, el sistema restablecerá automáticamente los gastos de envío.

Este libro de texto ofrece una visión general de las diversas estrategias que los animales invertebrados han desarrollado para la excreción de nitrógeno y el mantenimiento del equilibrio ácido-base, y resume los hallazgos más recientes en este campo, obtenidos mediante la metodología más avanzada. Se aborda una amplia gama de grupos de invertebrados terrestres, de agua dulce y marinos, como crustáceos, cefalópodos, insectos y gusanos. Además, se analiza el impacto de los cambios actuales y futuros en la acidificación de los océanos sobre los invertebrados marinos debido a la liberación antropogénica de CO2. Acid-Base Balance and Nitrogen Excretion in Invertebrates se dirige a estudiantes de postgrado y a jóvenes investigadores interesados en la fisiología animal general, la fisiología comparada y la fisiología animal marina/acuática. También es una fuente esencial para los investigadores que se ocupan de los efectos del aumento de los niveles de pCO2 en los animales acuáticos, de los cuales la gran mayoría son, efectivamente, invertebrados.

sistema excretor de los vertebrados pdf

Sin embargo, se desconocen en gran medida los lugares y mecanismos de excreción en los no nefrozoos. Se suele afirmar que la excreción se produce presumiblemente por difusión a través de la pared del cuerpo debido a la organización celular suelta (por ejemplo, las esponjas) o monoepitelial (cnidarios y ctenóforos) de estos animales [1,39,40] (Fig. 1a) (en adelante, «hipótesis de la difusión»). Basándose en esta idea, se hipotetizó que la aparición de los primeros órganos excretores coincidió con la evolución de los parénquimas sólidos y multicapa y con el aumento del tamaño corporal debido a la necesidad de mecanismos excretores más elaborados [41,42]. Sin embargo, como la excreción en los no nefrozoos nunca se ha investigado en detalle, los mecanismos ancestrales de excreción y el origen evolutivo de los órganos excretores siguen sin resolverse [1,41-46].

Un grupo animal importante para entender la evolución de los nefrozoos es su grupo hermano bilaterio [2,13,47], los Xenacoelomorpha (Xenoturbella + [Nemertodermatida + Acoela]). Estos pequeños animales, parecidos a los gusanos, presentan un plan corporal bilateralmente simétrico y con múltiples capas, pero excepto por un tipo especial de célula con una supuesta función excretora (dermonefridios) [48] que parece ser exclusiva de la Paratomella acoel, los xenacoelomorfos carecen de órganos excretores y aún no se han descrito lugares excretores definidos. Para comprender los mecanismos excretores fuera de los Nephrozoa y obtener información sobre los antiguos mecanismos excretores, investigamos los modos excretores de dos especies de xenacoelomorfos y comparamos nuestros hallazgos con los del cnidario no bilaterio Nematostella vectensis.