Cuales son las principales fuentes de energia en el mundo

Cuales son las principales fuentes de energia en el mundo

Cuál es la principal fuente de energía

Las respuestas dependen de nuestro inventario de fuentes. Nuestro suministro de energía procede principalmente de los combustibles fósiles, mientras que la energía nuclear y las fuentes renovables completan la mezcla. Estas fuentes se originan principalmente en nuestra estrella local, el Sol. La electricidad entra en su propia categoría porque es un portador de energía y no una fuente primaria. Aquí exploramos los pros y los contras de cada recurso y examinamos algunas de las tecnologías emergentes que podrían transformar nuestra situación energética en el futuro.

Además de la energía solar directa procedente de fuentes fotovoltaicas y termosolares, el carbón, el petróleo, el gas natural, la biomasa e incluso la energía eólica e hidráulica que aprovechamos para generar electricidad derivan originalmente su contenido energético de los efectos de la luz solar. Descubra cómo nuestra estrella local es la fuente de energía por excelencia.

Los expertos prevén un aumento del 11% en la demanda de electricidad en Estados Unidos para 2040. ¿De qué fuentes dependemos actualmente para generar nuestro suministro de energía eléctrica y cómo podrían cambiar en el futuro?

Los combustibles fósiles suministran la energía asequible que necesitamos para muchas de las funciones esenciales para nuestra sociedad. Conozca los costes y beneficios de cada una de estas fuentes, incluidas las consecuencias medioambientales de mantener el statu quo.

Carbón

¿Las fuentes de energía son renovables o no renovables? Puede decidirlo usted mismo. Si una fuente de energía se sustituye a medida que la utilizamos, de modo que nunca podemos agotarla, se denomina renovable. Si la fuente de energía tiene un suministro limitado y definitivo y no puede ser sustituida, se denomina no renovable. Esta idea es importante porque nos ayuda a decidir cómo debemos utilizar cada una de nuestras numerosas fuentes de energía.

Como ves, el sol es la fuente de muchos tipos de energía que se encuentran en la naturaleza. Estos tipos de energía están a nuestro alrededor todo el tiempo. Se producen rápidamente y se reponen constantemente a medida que las utilizamos. Por eso decimos que son renovables.

La energía del sol también se puede almacenar. Las plantas almacenan la energía del sol mientras crecen. Las frutas, las verduras y la madera de los árboles, por ejemplo, contienen energía solar almacenada. Lo llamamos energía de la biomasa, de «bio» por «vida» o «viviente». Este tipo de energía también es renovable, pero, por supuesto, se tarda más en hacer crecer una planta o un árbol que en obtener el calor directamente de la luz solar.

Combinación energética mundial

La energía es la capacidad de un sistema físico para realizar un trabajo. La energía existe en varias formas, como el calor, la energía cinética o mecánica, la luz, la energía potencial, la eléctrica u otras. La energía es la capacidad de realizar un trabajo. Las fuentes de energía pueden clasificarse en renovables y no renovables.

El sol es la principal fuente de energía. La luz solar es una fuente de energía limpia y renovable. Es un recurso sostenible, lo que significa que no se agota, sino que puede mantenerse porque el sol brilla casi todos los días. El carbón o el gas no son sostenibles ni renovables: una vez que se acaban, no queda nada. Cada vez más gente quiere utilizar energías limpias y renovables, como la solar, la eólica, la geotérmica y otras. Es lo que se llama «energía verde». Ilumina nuestras casas de día, seca nuestra ropa y productos agrícolas, nos mantiene calientes y muchas cosas más. Pero su potencial es mucho mayor

La energía solar puede utilizarse para generar electricidad. A través de las células solares fotovoltaicas (SPV), la radiación solar se convierte directamente en electricidad de corriente continua. La electricidad generada puede utilizarse tal cual o almacenarse en la batería. La energía eléctrica almacenada puede utilizarse cuando la energía solar no está disponible. Hoy en día, la energía solar fotovoltaica se utiliza con éxito para el alumbrado público y el bombeo de agua en los pueblos. En las zonas montañosas también se utiliza el calentamiento solar del agua.

Hidroeléctrica…

Hoy en día, cuando pensamos en las combinaciones energéticas, pensamos en una gran variedad de fuentes: carbón, petróleo, gas, energía nuclear, hidroeléctrica, solar, eólica y biocombustibles. Pero si miramos atrás, hace un par de siglos, nuestras combinaciones energéticas eran relativamente homogéneas. Y la transición de una fuente a otra era increíblemente lenta.

En el gráfico mostrado vemos el consumo mundial de energía primaria desde el año 1800. Estos datos anteriores proceden de la obra de Vaclav Smil Energy Transitions: Global and National Perspectives.1 Los datos a partir de 1965 proceden de la última edición del Statistical Review of World Energy de BP.2

Vemos que hasta mediados del siglo XIX, la biomasa tradicional -la quema de combustibles sólidos como la madera, los residuos de las cosechas o el carbón vegetal- era la fuente de energía dominante en todo el mundo. Pero con la Revolución Industrial surgió el carbón, seguido del petróleo, el gas y, a finales del siglo XX, la energía hidráulica.

Lo que Vaclav Smil -y otros investigadores que estudian estas transiciones energéticas a largo plazo entre países- destaca en su trabajo es la lentitud con la que se han producido las transiciones energéticas en el pasado. La velocidad y la escala de la transición energética que necesitamos hoy en día para pasar de los combustibles fósiles a la energía baja en carbono es, por tanto, un nuevo reto, muy diferente del pasado.